MI CAMBIO DE LOOK 2018

Si me seguís por las redes sociales (que las tenéis todas en la columna lateral del blog), ya sabéis que éstos pasados días me he hecho mi cambio de look del 2018, un cambio que necesitaba, tanto para sanearme el corte, arreglarme el color (y ya os estoy dando pistas), como para "renovarme" y sentirme mejor conmigo misma.

Tal y como os cuento en el vídeo que he hecho para mi canal de youtube, he probado muchos tintes con el empeño de no decolorarme ya que es uno de los procesos más fuertes en peluquería, sin obtener mis resultados deseados, ahora ya me daba igual, prefería sin decoloración pero si tenía que hacerla, me daba igual, quería un color con el que me sintiera agusto.

Como mi peluquera es de confianza, le dije los tonos que me gustan y el corte que quería y el resto lo dejé en sus manos.

Primero empezamos con el tinte, y me hizo unas mechas de plata con decoloración bastante separadas con lo que tenía bastante pocas mechas, (y poca decoloración que era lo que yo quería a ser posible) hasta llegar a un tono "amarillo pollo" aplicando calor.
Después aplicó el color y aquí es cuando os digo que  no tengo ni la menor idea de qué tinte me puso ni como fue la mezcla, ella salió con la mezcla hecha y yo no lo vi, sólo el color rosa fantasía que tenía en el bol.

Mientras estábamos con el proceso me iba pareciendo morado, berenjena, granate... pero tampoco me dijo que color era, "una mezcla entre varios  y ninguno en concreto"... a decir verdad, tampoco me importa...

El tiempo de exposición del tinte fueron 45 minutos.


En cuanto al corte, lo tenía muy claro, quería en largo tan solo repasar puntas y subir mucho las capas por detrás, y cuando digo mucho, digo mucho más de lo que al final me las subió (yo si me pongo, me pongo!!)

Sin más vueltas os dejo la foto del antes y del después:


Tengo que decir que al igual que éste tinte me aportó mucho brillo y un precioso color que en un principio al sol veía incluso fucsia, también me dejó el cabello bastante reseco y tuve que echar mano de mi mascarilla de Avon con aceite de argán de Marruecos.

Ahora unos días más tarde y algunos lavados (por fin un día con algo de sol y os puedo sacar más fotos) he soltado bastante color, sin embargo, la toalla se ha manchado mucho menos que otras veces, el color me resulta precioso ya tirando más a granate oscuro, un tono que me encanta, dependiendo de como me dé el sol, se me notan las mechas más rosas pero quedan chulísimas, os dejo algunas fotos más para que veáis bien el color unos días más tarde y espero en comentarios si os gusta mi nuevo look, si os atreveríais vosotras a poneros éste color, si me queda bien u os gusto más en morena... en fin, que os parece??



Os animo a haceros un cambio si os apetece, no penséis en la largura o en el color que tengáis porque el cabello crece y el color se puede recuperar. 
Es bueno cambiar de vez en cuando y darle una vuelta de tuercas a nuestro bienestar, vernos diferentes nos aporta fuerza y como dice el dicho, "Renovarse o morir"

¿Quieres ver el vídeo?



Comentarios

  1. Me gusta muchísimo el corte. El color y el brillo te levantan el semblante. Para mí el cambio es positivo y solo falta un toquecito de aceite en las puntas para peinar con los dedos. Sonreí bella mujer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Me alegro de que te haya gustado! Si, algo me haré en las puntas!!

      Eliminar
  2. Me encantaaaa ❤ te queda genial y con mas vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapa! me alegra que te guste!!!

      Eliminar

Publicar un comentario

Los comentarios serán revisados por la autora del blog. Si comentas, aceptas que tus datos queden visibles pero no se utilizarán para ningún otro uso. Gracias por comentar.